Memories

Crónica del SUMMERCASE ’08

¡Menudo fin de semana! Volví el sábado de Madrid pero entre cumpleaños, barbacoas y despedidas no he tenido tiempo para escribir mi crónica del SUMMERCASE. En general me lo he pasado muy bien a pesar de los horribles calores de la capital, los empujones de los más fanáticos, los precios de las cosas y los cantos rodados del recinto que demolían los pies. He aquí mi tocho-post (pinchad en (more…) para leerlo entero).

Y helo thar!

Habíamos quedado a las 07:40 para coger el autobús Bilbao-Madrid que salía a las 08:00 horas desde San Mamés y como de costumbre Vaz y yo ya estábamos allí bien puntuales… pero como siempre Vanessa llegó tarde. Por suerte no nos hizo perder el autobús así que decidimos no lapidarla de momento (eso ya lo haríamos más tarde). Después de 5 horas de viaje hablando sobre cómo pronunciábamos las cosas en japonés (kawaii y kakkoi), música, olores corporales y nuevas identidades para los tres (pasamos a llamarnos Wendy, Jessica y Kimberly, adivinad quién era quién), pisamos por fin tierras madrileñas para ir corriendo al restaurante japonés que habíamos reservado para comer: el Musashi. Nos hicieron falta 6 policías (¡a la vez!) para localizar la maldita calle donde se encontraba (un momentazo realmente bizarro), pero por suerte llegamos a tiempo para la reserva y saciar nuestros estómagos hambrientos.

Esto fue lo que comí. Kakiage-don creo que se llamaba, una mezcla de arroz, huevo y tempura.

Una vez en el Musashi pedimos un par de entrantes y un plato cada uno. También, por la tontería, pedimos media jarra de té insipido que acabé bebiéndomela yo (necesitaría la teína para mantenerme despierta más adelante). La comida se nos hizo bastante pesada y para mi gusto no era muy elaborada, pero tampoco fue muy caro y nos atendieron súper rápido, así que ni tan mal. Después de un granizado de 4,60€ (¡ay mami, qué sablada, la primera del día!) montamos de nuevo en el metro rumbo a Boadilla del Monte, lugar donde se celebraba el festival y que por cierto estaba a tomar por culo, con lo cual había que comprar otro billete más.

Una vez allí nos pasó otra cosa absurda. Como buen rebaño, seguimos el camino trazado por la organización a través de los carteles y flechas que habían colocado por el municipio, pero nos desviamos al ver un Hipercor en la lejanía porque me estaba meando por culpa del puto té y necesitaba ir urgentemente al baño, y ya de paso compramos una botella de agua. Una vez terminado el proceso volvimos sobre nuestros pasos y reanudamos nuestro camino, que fue una vuelta del copón, para luego descubrir que si hubiésemos bajado un cuestecilla que había al lado del supermercado nos habríamos ahorrado un buen trozo de ruta. Somos así de tontos, pero no lo podemos remediar.

Esta pinta tenía el recinto del SUMMERCASE. Sí, era un puto desierto y hacía mucho calor. Mirad como Vanessa rebusca algo en su saca.

¡Y por fin llegamos al recinto! Era como un puto desierto y para colmo los seguratas no te dejaban meter bebidas del exterior, asegurándose así de que te gastases la paga en agua (a 2,50€ el botellín + 1€ que tenías que gastar por cojones por alquilar un vaso para que te diesen las bebidas, que saldría volando al primer concierto en el que botases un poquitín). Lo primero que hicimos fue comprarnos unas camisetas, por mi parte una de la gira de los Kaiser Chiefs porque no había dinero para más (cada camiseta valía 25€, menos las de los Sex Pistols que valían 30€… mi cartera lloraba) y ver al primer grupo de nuestro programa: Pete & The Pirates que tocaban en el escenario de Converse.

3 de los 5 integrantes de Pete & The Pirates. Molaban las gafas retro del cantante.

No estuvieron mal e intentaron animar al público a saltar a pesar del calorazo que hacía, así que fue un buen aperitivo a lo que nos esperaba. No les había escuchado mucho, así que la única canción que me sonaba era Mr Understanding. Tras ello, y viendo que la gente ya empezaba a tomar sitios para ver a The Kooks a pesar de que faltaba una hora, decidimos movernos de escenario y tomar posiciones.

El grupo gallego Ragdog. Lo único que me gustó de ellos era la guitarra con forma de V del cantante, que era una preciosidad.

Lo bueno del escenario Movistar es que estaba a la sombra, así que aunque tuvimos que aguantar al grupo español Ragdog (una especie de calco de El Canto Del Loco por lo que pudimos escuchar) lo hicimos sin tener que sudar mucho. ¡Y aquí llegaba el primer grupo al que venía expresamente a escuchar: The Kooks!

The Kooks dándolo todo en el escenario. Foto sacada por Vaz y su envidiable altura para los conciertos.

A pesar de que su segundo disco no me pareció muy allá quería darles una oportunidad en directo. ¡Y valió la pena porque estos chicos se salieron! Tocaron sus canciones más moviditas: Always Where I Need to Be, Ooh La, She Moves In Her Own Way, etc. para acabar con un Sofa Song (canción por la que curiosamente les conocí) e hicieron vibrar a todo el público, incluso a los que no eran muy fans (como Vanessa). Su mejor momento fue cuando tocaron Do You Wanna, donde se metieron a todos los asistentes en el bolsillo. Aquí fue donde el vaso que mencionaba antes salió volando. Lo peor es que como estábamos por el medio y se me colaron unos tíos bastante altos delante (y con sombreros además, ¡cabrones!) apenas pude ver nada, así que cuando terminó decidimos que lo mejor sería quedarnos en este escenario para poder guardar sitio para Sex Pistols y Kaiser Chiefs en las primeras filas. Ay, lo que íbamos a sufrir después…

Con este cambio de planes en vez de ir a ver a Los Campesinos! decidimos darles una oportunidad a The Breeders, que me los habían recomendado en los comentarios.

4 de los integrantes de The Breeders (¡una pena que no salga el batería!). La pelirroja salía de vez en cuando para apoyar con otra guitarra... ¡y cómo tocaba la chavala!

Creo que ninguno de los tres habíamos escuchado nada de este grupo, así que igual por eso fue lo único por los que nos dejó algo fríos. Pero madre mía, qué buen rollo despedían todos, se veía que disfrutaban muchísimo tocando y al final nos pegaron su optimismo. El batería me pareció todo un crack y aunque les fallaron algunos instrumentos (un violín no sonó en una canción) supieron improvisar fantásticamente y de paso hacer reír al público. Un concierto relajado pero interesante. La hora de la muerte se estaba acercando…

Kings of Leon fueron los primeros “grandes” de la noche, ya que empezaron montar el escenario con cortinas gigantes y pantallas para los que estaban más atrás pudiesen ver algo. Esto empezó a acojonarme porque sabría que la gente empezaría a empujar hasta asfixiar. Vanessa me decía que era una exagerada. Odio tener razón en las peores cosas.

Kings of Leon, los primeros grandes del programa. El grupo me gustó, sus fans no.

En este concierto fue donde peor lo pasé. Acabé agotadísima por los aplastamientos que sufrí por parte de los zumbados de los fans que estaban haciendo todo lo que podían para acercarse al grupo para ver si les oían decir “Caleb tío bueno” o a ver si llegaban a tocarles (con el foso que había estaba claro que era imposible, pero la lógica de la gente a veces es absurda). Nota: eran tíos. La actuación fue muy buena, reconocí un par de canciones (como la buenísima Knocked Up), aunque lo que menos nos gustó fue que los tíos eran bastante serios y no interactuaban con el público, totalmente lo contrario a los grupos anteriores. Si no hubiese sudado como una cerda para poder sobrevivir seguramente me hubiesen gustado mucho más. Y perder fuerzas con este grupo no fue muy buena idea porque los siguientes eran los Pistols.

Johnny Rotten y compañía insultando al personal y pasándoselo bien en general. Foto robada a Vanessa, que yo no logré sacarles ni una foto, para que imaginéis el apretujamiento que sufrimos también en esta actuación.

Mientras aún recuperábamos fuerzas de KoL, muriéndonos de sed y preparándonos para lo que nos esperaba (creo que no he agarrado más fuerte una valla en mi vida), a Vanessa la metía fichas un supuesto erudito del grupo. Aquí se iban juntando la gente con más pintas de la noche y fue también donde recibí más somantas de hostias. En orden me cayeron en la cabeza: un mechero (o algo del estilo por el daño e impacto causados), la pierna de un punki (menuda patada me dio el muy cabrón), vasos de cerveza o derivados, escupitajos y por último el codo de una fanática en repetidas ocasiones. Los Sex Pistols, a los que los llamaban de todo (“¡Hijoputas!” “¡Gordos!” y “¡Vendidos!” fueron las estrellas de la noche), se lo pasaron de madre, dándole buenos lingotazos a una botella de whisky barato, provocando al personal y tocando bastante bien en general. Yo deseaba que se acabara por la paliza que estaba recibiendo en el público, pero los condenados hicieron un par de bises con canciones míticas como Anarchy In The U.K. Acabé deshidratada pero aguanté porque por mis muertos yo no me iba de la segunda fila hasta que viese a los Kaiser Chiefs. En este concierto lapidamos a Vanessa por fin por hacernos sufrir tanto.

Los Kaiser Chiefs estuvieron realmente brillantes, con una gran energía y sin duda fueron la guinda del pastel.

¡¡Y por fin el grupo que estaba esperando!! Por los putos encores de los Sex Pistols los Chiefs empezaron 20 minutos tarde, pero merecieron mucho la pena esperarlos. Sin duda fue la mejor actuación de la noche para la menda y es que ya desde el principio salieron con muchísima energía, con el mismísimo Ricky Wilson saltando al público en la primera canción. Entre su repertorio tocaron Ruby, Na Na Na Na Naa, I Predict a Riot, etc. y un par de temas nuevos para ir abriendo boca a su tercer trabajo. La joya de la corona fue la estupenda The Angry Mob, donde todo el público se animó a alzar los puños y a corear el estribillo de la canción. Terminaron con la adecuada Oh My God y como el grupo anterior les había comido tiempo, tristemente no pudieron hacer un bis.

Al final no pudimos quedarnos a ver Los Planetas porque literalmente estábamos muertos: deshidratados (yo hasta veía doble y andaba en eses), con los pies hechos polvo por los pedruscos que había en el suelo y con los cuerpos doloridos de toda la marcha del día y los empujones. Después de gastarnos otros 5€ en agua, recogimos las cosas que habíamos comprado y nos fuimos en el primer autobús que salía de allí.

Al día siguiente (que en realidad era el mismo día pero a la tarde), ya en casa y algo más descansados todos, vimos todo desde fuera e incluso los malos ratos pasaron a ser buenos recuerdos. Cada vez que escuchábamos una canción empezábamos a empujarnos y llamábamos “hijoputa” a los colegas. Sí, estamos enfermos.

En fin, que me lo he pasado muy bien con las actuaciones y la compañía, y no tan bien con la organización, que parece que pensaban más con la cartera que con otra cosa. A ver si mejoran ciertos aspectos y si eso tal vez me anime a ir otro año si la situación y las ganas me lo permiten. Si me aburro intentaré poner más fotos del festival.

22 de julio, 2008 a las 04:36pm | De compras, General, Gula, Música

7 comentarios

Escribe un comentario

  1. gravatarYo_La_Tengo
    El 22 de julio, 2008 a las 07:18pm

    -No lo entiendo…quién quiere llamarse Kimberly o Wendy pudiendo llamarse Godofreda o Julia Cornelia?..o Schtoltenheim Reinbach III..
    -Evidentemente las palabras japonesas, se pronuncien como se pronuncien, no lo hacen como en la -puta- peli de Battle Royale..también conocida como “La peli de las palabras esdrújulas”.
    -Hola. Tenemos reserva. Póngame un Vagabond.
    -4’60 pavos la granizada…Welcome to Madrid…Bienvenue à Madrid…Benvenutti a…
    -3’50 el botellín de agua…Welcome to Summercase..
    -Suelo lleno de piedracas…Bienvenid@ al infierno..
    -Pete and the Pirates guay ^^…/ Ragqué?…basura basura..
    -Do You Wanna de los Kooks…ves? te dije que algunos guiris borrachos te dirían guarradas..
    -Want you, coo coo, cannonball!
    in the shade, in the shade..
    -Caleb tío buenoooo!!!
    -“Hijoputas!”, “Gordos!”, “Vendidos!”,…y aún así, fijo que no dejó de saltar nadie del público cuando decían eso de I wanna beee anarchyyyy!! (La Reina de Inglaterra y lo que los punkis han hecho con ellaaaaa…la Reina de Inglaterra en un montóon de camiiseetaas…la Reiina de Inglateeerra y la madreee de la Reiiina de Inglateeerraaa..)
    -Desde un tal Brian, el apellido Wilson tiene que tener truco…
    -A Jota le hubiera gustado verte, pero seguro que lo comprende.

    Espero que como primer acercamiento a la música así en plan grande haya sido bastante guay! Me alegro de que lo hayáis pasado bien, enfermos hijosdeputa!:D

    Cronicaza!

  2. gravatarYo_La_Tengo
    El 22 de julio, 2008 a las 08:26pm

    Por cierto..estáis muy guap@s y festivaler@s tod@s! ^__^

  3. gravatarSeru
    El 22 de julio, 2008 a las 10:14pm

    En realidad yo quería llamarme “Pescadilla” de apellido “Que Se Muerde la Cola”, pero no me dejaron… ¡¡gordos hijoputas!! ¡Que se vayan con Rotten y su pijama a la cama ya!

    Por habértela leído entera te has ganado un Sugus de los azules, que es por el que todos se pegan. Y con razón…

  4. gravatarVaz
    El 22 de julio, 2008 a las 10:18pm

    Uf que matada, pero fue genial, yo descubri que sentia los espartanos ante el envite del ejercito de jerjes putos punkos.

    Y si hay proximo recuerda yo llevo el escudo tu la lanza para matarlos a todos y hacernos un buen weco jrejejejeje.

    yo haber si escribo una rewiu pero de todo el finde, que fue intenso.
    Hijoputa!Gordo!

  5. gravatarYo_La_Tengo
    El 22 de julio, 2008 a las 11:09pm

    Pretendes que te odie menos si me das un Sugus azul?…..venga, vale ;D

    Hay conciertos (muchos) en los que lo más destacable es chocarte con gente….incluso se hacen amistades y parejas con eso eh…yo no digo ná! claro que hay una diferencia entre el “ay, perdona, no te había visto! jaja” y el “ostia tío…le ha partido la cabeza de una patada voladora..”

    Bueno..pues sólo me queda decir…cuándo dices que vais a lo de Travis? ;)

    Un saludoooo Pescadillaaa!! de verdad, me ha encantado la crónica eh!! Sugus azules también para ti!

  6. gravatarmob wannabe
    El 27 de julio, 2008 a las 11:38pm

    Increible el post, lo he dejado pasar porque queria leerlo despues de un tiempo; y ha sido impresionante, porque me he podido acordar de cada pequenyo detalle del dia y me he vuelto a reir yo sola. Me lo pase genial, uno de los mejores dias de concierto (y de no concierto que yo recuerde), gracias a la companya ofc.

    ^_^ Bueno ya repetiremos en otro momento fijo. Por cierto sabeis que hay un summer en Tokyo? pero ya no es lo mismo sniff sniff….

    A que esperais para ir haciendo la maleta!!!!

    ANARCHYYYYYYY .|.. (umm creo que no se entiende lo que he querido dibujar antes T_T)

  7. gravatarSeru
    El 28 de julio, 2008 a las 11:11am

    ¡Si hubieses dicho “¡a que no hay huevos!” ahora mismo cogía las maletas y me iba a Japón, kabensotx!


Deja un comentario

oculto

Código HTML aceptado:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed